Para una mejor experiencia por favor, cambie su navegador CHROME, FIREFOX, OPERA o Internet Explorer.
El autódromo Ezequiel Crisol ya encara la recta final

El autódromo Ezequiel Crisol ya encara la recta final

En la recta final. Así podrían describirse los trabajos que se están llevando a cabo desde el miércoles en el autódromo internacional Ezequiel Crisol.

De las cuatro etapas de trabajo que se especificó en el proyecto, la que se inició esta semana es la tercera, pero a su vez la más trascendente.

“Con ésta se terminará todo lo referente al circuito, lo que a la gente le importa. En poco más de dos meses estaría finalizado”, señaló Adrián Saschrgorodsky, presidente de la sociedad que concesiona el espacio.

El trazado actual lo diseñó el arquitecto mendocino Leonardo Stella, quien también confeccionó el circuito Villicum San Juan y comandó las refacciones en el Juan Manuel Fangio de Balcarce, entre otros trabajos.

Autodromo Ezequiel Crisol
Autodromo Ezequiel Crisol

“Le hizo algunas modificaciones al plano presentado hace un tiempo atrás para mejorarlo aún más. Ha realizado un gran trabajo y ahora queda en nosotros poder plasmarlo”, señaló Adrián Saschrgorodsky.

Las obras complementarias también avanzan a paso firme y se planea finalizarlas en el mismo plazo que el circuito.

“En la torre de control ya comenzamos con el cerramiento y el equipamiento específico. Todo lo referente a obras hidráulica y eléctricas están prácticamente finalizadas y ya se finalizó la compactación del terreno donde estarán ubicados los nuevos boxes”.

Actualmente, las categorías usan un sistema de carpas dispuestas sobre un playón.

“Eso facilita mucho la labor, porque no se necesitan tantos detalles de construcción. Ese sector, al costado de los boxes antiguos, se cubre con una carpeta asfáltica. Lo más importante, que es la compactación y la nivelación, ya se hizo”.

La estructura ya existente de los boxes viejos también es objeto de trabajos.

“Se aprovecha lo ya construido, pero con un cambio de destino. El sector alto será destinado a un lugar preferencial para espectadores, como una especie de cabinas VIP. Y abajo está planeado confeccionar alojamientos, tipo dormis”.

La cuarta y última etapa de trabajos conlleva adecuar las instalaciones a las categorías nacionales que podrá cobijar.

“Básicamente son cuestiones que se consensuan con las categorías. La más exigente es la del Turismo Carretera, porque tiene requerimientos especiales, sobre todo en aspectos de seguridad”.

   –¿Qué categorías podrían venir a competir a Bahía?

–Además del TC, estaremos en condiciones de que compitan todas las demás categorías nacionales, como ser Turismo Nacional (TN), TC 2000, Súper TC 2000 y TRV6, por citar algunas. El siguiente proceso es habilitar el circuito de acuerdo a lo que exijan las diferentes categorías.

Para Adrián Saschrgorodsky fue clave el trabajo en conjunto, en el que los distintos actores aportaron lo suyo para que el autódromo sea una realidad.

“Es muy satisfactorio ver los resultados de un esfuerzo tan grande. Muchas empresas se comprometieron con el proyecto y Miguel Aolita nos acompañó en todo momento en las negociaciones con el municipio para destrabar algunas cuestiones formales”.

La suba del dólar modificó algunos parámetros de la inversión, pero no fue un escollo en la continuidad del proyecto.

“En cualquier obra, el valor del dólar impacta directo. Cuando se comenzó todo ésto, no había un dólar tan alto. De todos modos, en el proyecto se tomaron recaudos extraordinarios para que los trabajos no se frenen en ningún momento”.

El proyecto integral

En el predio, no sólo se contempla el circuito automovilístico.

“En lo deportivo, ya está lista la pista de motocross, que recibió elogios de los pilotos que fueron a entrenar, y actualmente se está trabajando en la de speedway, que planeamos tenerla lista para albergar carreras del Estival 2019-2020. Y como todos saben, el kartódromo se encuentra operativo hace un tiempo”, señaló  Adrián Saschrgorodsky.

Todo ello será complementado por distintas propuestas comerciales.

“Se viene trabajando a la par. En lo referente a ofertas gastronómicas, se desarrolló en la planta baja del patio de boxes una cantina nueva y en el primer piso se edificó un salón multiuso con capacidad para alrededor de 150 personas”.

Y añadió: “en el proyecto se contemplan un par de piletas para utilizar en el verano, otro sector destinado para andar en bicicleta o hacer running y también realizar canchas de fútbol. La idea es que la gente pueda utilizar el predio como recreación, más allá  de lo estrictamente automovilístico”.

   –Haciendo un poco de futurología, ¿en qué plazo el proyecto integral estaría finalizado?

–Entiendo que en 2020 estarían funcionando los principales nudos de actividad. Este es un trabajo en partes, pero creemos que todo el proyecto finalizaría dentro de un año.

Los trabajos actuales

Con algunos cambios en el trazado previsto inicialmente, el miércoles pasado se iniciaron las labores de compactación y posterior asfaltado del circuito.

De acuerdo a las estimaciones del ingeniero civil Franco Laumann, de la empresa Ingeniería y Arquitectura, en alrededor de 70 días podría concretarse toda la obra.

“Lo primero que debemos hacer es el trabajo de topografía, luego siguen las tareas de movimiento de suelo y finalmente el asfaltado. Creemos que en menos de tres meses estarían terminados los 3.260 metros proyectados”, señaló.

Según explicó, el plazo de obra va a depender mucho de los factores climáticos.

“La temperatura de ambiente influye mucho en este tipo de obra. Si tenemos mucho calor, complica y demora un poco”.

Las labores se reanudaron con 8 personas, dependientes de la empresa Ingeniería y Arquitectura, que ganó este tramo de la licitación.

“A medida que avancen los trabajos se sumará más personal. La intención es finalizarlo lo más rápido posible. Incluso, ya tenemos aquí todas las maquinarias necesarias, como ser motoniveladoras y rodillos neumáticos y luego se sumarán las necesarias para pavimentar”.

Estas labores se unen a las ya realizadas en la recta principal.

“En realidad, como el trazado sufrió algunas modificaciones, también debemos ensanchar un metro más lo que ya está realizado”.

Y añadió: “Fue una lástima que la compactación se haya perdido, porque eso demoró un poco la obra. Por eso la idea ahora es empezar y terminar”.

Según explicó Laumann, el mayor volumen de trabajo se realizará sobre unos 2.450 metros, donde se desarrollarán tareas de nivelación, movimiento de suelo existente, compactación de base de asiento, sub-base con aporte de suelo seleccionado de 15 cm, una capa de 20 cm de base y finalmente carpeta de 5 centímetros de espesor de concreto asfáltico en caliente, sobre un ancho de 12 metros como mínimo.

“Hay que tener en cuenta que existen anchos que llevarán entre 3 y 5 metros más, generalmente en curvas y contracurvas por cuestiones de seguridad”, explicó el ingeniero civil.

Para esta zona se deberán mover aproximadamente 20.000 m3 de suelo y se utilizarán como mínimo 3.800 toneladas de asfalto.

Como ya se mencionó, sobre la recta principal, ya asfaltada (550m aproximadamente), se deberán realizar trabajos para llevar el ancho actual de 11 a 12 metros al igual que el resto de la pista, como exige el proyecto.

Cabe recordar que el autódromo “Ezequiel Crisol” está sin uso desde el año 2010 (la última carrera fue el 12 de diciembre de 2010, cuando el Turismo Nacional cerró su campeonato, con triunfos de Adrián Percaz en la Clase 2 y Pablo Piumetto en la Clase 3.

El sueño de Aolita

Por su parte, Miguel Aolita, secretario general de la Asociación Empleados de Comercio, propietaria del predio que se concesionó para realizar el circuito, mostró su felicidad.

“Los trabajos nunca se detuvieron desde que firmamos todos los papeles de la concesión y por eso es gratificante ver cómo se avanza día a día. Ahora viene la parte más linda, la que la gente quiere ver. Pero mientras tanto, se estuvo trabajando en el tendido eléctrico, en los desagües pluviales, en la construcción de una nueva torre y en muchas cosas más que no se perciben a simple vista, pero que son tan importantes como ésta etapa que se encara ahora, como es la compactación y el asfaltado de todo el trazado”, señaló el gremialista.

Su sueño, como repitió muchas veces, es cumplir con el pedido de Ezequiel Crisol.

“El objetivo principal que tengo grabado en mi cabeza es al menor tiempo posible estar cortando la cinta de la inauguración del autódromo. Que es una de las deudas que Crisol me pidió y que la tomé y adopté como propia para poder lograrlo lo más rápido posible: que Bahía Blanca vuelva a tener autódromo. Bajo mi gestión nos propusimos reactivar este tema, que parecía muy trabado, y lo conseguimos. Hoy vemos cómo el grupo inversor nos acerca al gran momento de poder tener autódromo nuevamente”.

Y añadió: “Recuperar el autódromo es recuperar el segundo deporte más popular del país en nuestra ciudad; y eso acarrea una cantidad importante de beneficios a nivel social y económicos. Llegó la hora de trabajar para que esto recupere vida».

Fuente: LaNueva.

deja tu comentario


Top